domingo, 12 de julio de 2009

ESCRIBIR


“Escribir es musicar la vida con palabras. Leer es cantar por dentro sin música.” Jordi Sierra i Fabra, La página escrita.
Escribir es para mí como respirar. Necesito escribir a diario si no siento que me falta algo. Todos sabemos escribir. Lo aprendemos en el colegio de pequeños casi siempre. Es algo que tenemos interiorizado como normal y no le damos importancia pero, realmente, saber leer y escribir es un regalo que sólo se valora si se conoce a gente que no sabe hacerlo.
A leer y escribir se aprende pero, ¿se aprende a ser escritor? ¿Qué diferencia al escritor del que simplemente escribe? Deben existir muchas teorías, las cuales desconozco, y como no pretendo hacer grandes tratados ni mucho menos ir de académica, daré aquí mi opinión que de eso es de lo que se trata al fin y al cabo. Para mí se nace escritor. Se pueden hacer mil cursos, aprender todas las técnicas, pero el escritor tiene ese “algo” que lo diferencia.
Para mí ese “algo” que diferencia al escritor es su sensibilidad. El escritor, la escritora, tienen una manera tan especial de decir las cosas que cuando les leemos pensamos: nunca lo hubiera dicho mejor. Tienen la capacidad de decir cosas mil veces dichas pero de manera que nos parezca que las acabamos de oír por primera vez. Nos provocan emociones cuando saboreamos sus escritos, nos conmueven, no nos dejan indiferentes.
A lo largo de mi vida he leído muchísimo y no sólo libros publicados. Ahora tengo la oportunidad de leer escritos de personas que me los hacen llegar porque consideran que mi opinión les puede ayudar. De todos ellos aprendo mucho. Por ejemplo, uno puede escribir con cientos de faltas de ortografía, fallos gramaticales, etc., pero ser capaz de crear una historia que llegue al lector, que le conmueva, que le despierte algo dentro. Hay otros que escriben muy bien, correctamente me refiero, sin faltas, aplicando impecablemente la gramática, utilizando palabras muy cultas y rimbombantes… pero no me dicen nada.
Ser escritor es también una actitud frente a la vida. Como dice Jordi Sierra i Fabra en La página escrita, ser escritor es vivir de lo que uno escribe, bien o mal, pero vivir. Y llegados a este punto pienso en algunos amigos sudamericanos que viven exclusivamente de lo que ganan con sus escritos, para ellos escribir no es como aquí en Europa un “además”, sino su medio de vida. Me quito el sombrero ante ellos por su entrega y su fidelidad a lo que más aman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario