miércoles, 22 de julio de 2009

PERIODISTA Y ESCRITORA


Hace algún tiempo, alguien que no estaba muy por la labor de echarme flores, me dijo que el periodismo no tenía nada que ver con escribir, refiriéndose a ser escritor (supongo que para hacerme de menos o quitarme autoridad en la materia). Vaya, la verdad es que flipé. Esa persona creía que yo carecía de méritos en lo de escribir y, sin embargo, le daba atribuciones a una persona a la que creía que sabía mucho de ello para que le corrigiera su manuscrito cuando, en realidad, la correctora era graduada social. Supongo que eso tiene que ver más con la literatura que el periodismo.
Cierto es que Literatura y Periodismo son cosas diferentes. Pero cuando una se ha formado en la cantera de la prensa escrita algo debe de saber sobre el arte o el oficio de escribir. Cuanto menos se le presupone un dominio de la gramática, ortografía… Hace unos días, leyendo un artículo de la escritora argentina Luisa Peluffo me vino a la cabeza este tema.
En dicho artículo se comentaba que “durante muchos años los escritores, desde Roberto Arlt hasta Osvaldo Soriano, se formaron en las redacciones”. Y citaba nombres como Sábato o Borges (ahí es nada). También hacía referencia a Hemingway que trabajando como redactor en el diario “Kansas City Star” aprendió a escribir “sin relleno, ni adjetivos ni adverbios; sólo sangre, huesos y músculos” (el entrecomillado son palabras del propio escritor). Al parecer el redactor jefe del diario le dejaba notas escritas con el siguiente enunciado: “Escriba con frases claras y concisas, no se haga el artista”. Según él, fueron las mejores reglas que aprendió sobre el arte de escribir.
Rosa Montero, Isabel Allende, Maruja Torres… son algunas de mis escritoras favoritas que antes fueron periodistas. Todas ellas tienen un estilo claro, conciso, directo… muchas veces poético pero natural, nada rimbombante, forzado o prefabricado. Personalmente, me cargan un poco los escritores que en cada una de sus obras se empeñan en demostrar lo mucho que saben y lo bien que escriben. En fin, cada uno que crea lo que le apetezca. Esta es sólo una reflexión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario