jueves, 30 de julio de 2009

TIMADORES, VILLANOS Y OTROS DESAPRENSIVOS


El mundo de la escritura, de los escritores, de los libros es una maravilla pero también, y como todos, tiene sus peligros. En el camino encuentras gente estupenda pero también otra que más vale tenerla bien lejos.
Al fin y al cabo, como me decía mi amigo Carlos Hugo Asperilla, para nosotros es arte, una devoción, un sueño, pero para otros muchos es un puro negocio. Y es aquí donde se encuentra el foco de problema. En el mundo literario, sobre todo en el que envuelve al autor novel, hay mucho desaprensivo sin escrúpulos dispuesto a aprovecharse de los sueños y las ilusiones de los que empezanos.
Personalmente no he tenido ninguna mala experiencia aunque en alguna ocasión las haya rozado. He tenido la suerte de que otros que pagaron la novatada antes que yo me avisaran. No a todo el mundo le ha ido tan bien. Es por eso que os propongo hacer funcionar el boca-oreja para ponernos sobre aviso de estos energúmenos. Ayer, chateando con mi amiga Verónica Butler, supe de los muchos elementos de esta calaña con los que ha ido encontrándose antes de dar con su editora actual con la que está a punto de publicar "Los hijos de Caín".
Casualmente las dos conocíamos a cierto "agente literario"(Corazón Nácar o el chico creativo saben de quién hablo), por llamarlo de alguna manera, con el que hemos topado muchos de los que nos movemos por esta red. Alguien que no tiene miramientos. Alguien que reclama un 30% de las ganancias cuando lo normal (la tarifa de algunas de las mejores agencias literarias de este país) es el 10%. Y así un largo etcétera de despropósitos y abusos que no puedo relatar porque no conozco en primera persona. Supongo que habrá a quien le haya ido bien con él pero, de momento, todo lo que ha llegado a mis oídos es negativo. En fin, creo que en este oficio como en la vida hay que apelar a la solidaridad entre los que formamos el gremio. Creo que debemos contarnos estos abusos para evitar que vuelvan a pasar.

1 comentario:

  1. No nos sirve de nada que nos avises si no tenemos nombres. Por lo menos, hazlo por privado. Además no conozco a otra persona de quién aprovecharme por sus consejos.

    cardenete3@hotmail.com

    ResponderEliminar