viernes, 10 de julio de 2009

TODO LO QUE SÉ DE ESCRIBIR... QUE ES MÁS BIEN POCO

Empecé a escribir en el cole con cinco años, como hacía todo el mundo allá por los años 70. Mis palotes, mis dictados… luego, cuando cursaba sexto de EGB mis redacciones se hicieron míticas en la clase ya que el profe Antonio, mi profesor de lengua, siempre las ponía como ejemplo a los demás. A mí me daba mucha vergüenza y también un poco de rabia porque siempre me hacía ampliar algunos trozos que según él: se podían desarrollar más.
En segundo de BUP en el instituto elegí el itinerario de Letras, como no, y a los 16 para Sant Jordi conseguí ganar el segundo premio de relato breve al que participé casi obligada porque la profesora de Literatura nos lo pidió encarecidamente. A la hora de ir a la universidad me incliné por el periodismo, yo, la más tímida de la clase convertida por obra y gracia de mi licenciatura en reportera dicharachera. Y todo porque lo único, lo que más me gustaba en esta vida era escribir.
Me he dedicado a escribir y publicar en presa desde los 18 años. Dicen quienes me conocen que siempre he querido ser escritora, aunque a mí durante un tiempo hasta eso se me olvidó. Hace unos años, sin embargo, recuperé mi vida y mis sueños y, puestos a soñar, quise hacer realidad mi sueño. Y lo hice, vaya si lo hice.
Ahora, con una novela publicada (aunque no sea como Dios manda), algunos premios literarios a mis espaldas, un relato publicado en un antología conjunta y otro en una revista mejicana y algunos en revistas en la red, se me ha ocurrido que, tal vez, desde la modestia más grande de todas las modestias, lo poco que sé pudiera servirle de ayuda a alguien. Así nace la idea de este blog: Todo lo que sé de escribir… que es más bien poco. Espero que os guste y que, como siempre, participéis en él con vuestros comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario