martes, 16 de marzo de 2010

EL LECTOR PROFESIONAL


Ayer en el Curso sobre la creación literaria y la edición, dentro del apartado La decisión y la elección, Àngels Agulló nos habló de la profesión que desempeña: la de lectora profesional. Puesto que las editoriales reciben miles de originales es necesario un proceso de selección que se basa en una serie de descartes. Los primeros son muy básicos: por tema, por género o por extensión. El editor suele echar una primera ojeada al manuscrito y si le interesa se lo dará a leer a un lector profesional (LP).
Este lee conociendo muy bien los gustos, la política y las necesidades de la editorial para la que trabaja. El/la LP redactará un INFORME DE LECTURA claro y conciso en el que dará argumentos para aceptar o rechazar un trabajo. En cuanto a que si se rechaza un manuscrito se den explicaciones al autor nos comentó que en su editorial, 1984, se estuvo haciendo en un principio pero que era algo muy complicado por varios motivos entre ellos la falta de tiempo. Entre las cosas que convencen a un LP a la hora de decir SÍ en su informe están los principios que enganchen y una escritura que tenga fondo. Esta LP nos dijo que existe una tendencia bastante general a "explicar la vida" y que ese es el uno de los errores más grandes.

miércoles, 3 de marzo de 2010

LA FIGURA DEL EDITOR

El editor, ese personaje tan presente en la vida de un escritor y sus libros. El editor, ese gran desconocido. El pasado lunes vino a darnos una charla al XII Curso sobre la Creación literaria y la edición Mª Antonia de Miquel editora de Edhasa. He tenido poco contacto con editores (para mi desgracia) y mi novela no estuvo sometida al proceso de edición propiamente dicho. Me refiero a que no se corrigió nada del original, imagino que por cómo fueron las cosas después de que el dueño de la Fundació Drac saliera a concurso de acreedores y no porque no lo necesitara.
El caso es que no tenía muy claro el papel y las funciones de esta figura del mundo literario hasta que esta editora nos dio su charla. El editor es un lector profesional y cualificado. Selecciona las obras que hay que publicar y las lee con atención para evaluar qué hay que retocar, mejorar o suprimir y estudia con el escritor la mejor manera de hacerlo. Tiene más atribuciones pero esas son, tal vez, las más directamente relacionadas con el autor y su obra. Entre sus fuentes para encontrar libros publicables una de las más desaconsejadas, según de Miquel, son los manuscritos NO solicitado, esos que alguna vez todos hemos envido a alguna editorial (o a casi todas :D). La fuente más fiable y efectiva son los agentes (ya sabéis: a buscarse uno).
En cuanto al proceso de selección les es suficiente con leer las 50 primeras páginas de un libro. Si ven que tiene posibilidades se encarga un informe de lectura para determinar la viabilidad del proyecto. Los pasos son:
FILTRO INICIAL INFORME DE LECTURA DECISIÓN EDITORIAL NEGOCIACIÓN DEL CONTRATO.
El trabajo de edición propiamente dicho ha de partir de una lectura atenta y crítica que se ha de realizar de manera honesta e imparcial pensando al mismo tiempo en el autor y en el lector. Proponérselo al escritor no es fácil ya que no todos aceptan de buen grado que se retoque su obra. De Miquel vino a decir que cuanto más mindundis es el escritor más ofendido se suele sentir de los cambios que se le proponen.
Bueno, si os portáis bien :D, en la próxima entrada os explico las Cinco reglas de Oro de la edición de Garder Botsford, ¿os apetece?