martes, 18 de mayo de 2010

MARKETING PARA ESCRITORES


Estamos apurando las últimas sesiones del XII Curso sobre la creación literaria y la edición. Ayer nos visitó la escritora Neus Arqués. Según nos contó se publican unos 700 libros a la semana, lo que supone 65.000 títulos nuevos cada año. Así que con un poco de suerte un libro puede llegar a permanecer 3-4 semanas en la mesa de novedades de una librería, no más. El peligro de la invisibilidad es aún mayor para los escritores desconocidos, claro.
En esta conferencia volvió a tratarse el tema de la autoedición algo que la autora, pese a haberlo hecho con su primer libro, desaconseja debido al estigma que supone esta modalidad ya que se tiende a pensar que un libro ha sido autoeditado porque nadie ha apostado por él. Sin duda la autoedición es hoy el camino más sencillo. También hemos hablado de agentes literarios, propuestas editoriales, la necesidad de saber a qué público van dirigidos nuestros escritos... Todo eso y más en su libro "Marketing para escritores" publicado por Alba. El jueves que voy a Barcelona me hago con él.

viernes, 14 de mayo de 2010

ESCRIBIR según GRACILIANO RAMOS



“Se debe escribir del mismo modo en que las lavanderas de Alagoas realizan su labor. Ellas comienzan con una primera lavada, mojan la ropa sucia en la orilla de la laguna o del riachuelo, estrujan las telas, las vuelven a mojar, las vuelven a estrujar. Colocan el añil, enjabonan y estrujan una, dos veces más. Después enjuagan, dan otro remojo más, ahora echando agua con la mano. Golpean la tela sobre la laja o sobre la piedra limpia, y vuelven a retorcerla una y otra vez, la estrujan hasta que del paño no chorree una sola gota. Sólo después de hacer todo eso tienden en la soga la ropa lavada, para que se seque. Pues quien se ponga a escribir debe hacer lo mismo. La palabra no fue hecha para adornar o brillar como un oro falso; la palabra fue hecha para decir”.


Graciliano Ramos, Brasil 1892-1953

miércoles, 12 de mayo de 2010

MUJERES ESCRITORAS, GENERACIÓN 68-70


© de la imagen Faristol.

El lunes en el curso sobre la creación literaria y la edición conocí a Eva Piquer, la segunda de la fila. Después encontré el artículo de la revista Faristol en el que aparece esta fotografía (nº66 de abril de 2010

http://www.clijcat.cat/faristol/descargas/62/1_62.pdf ) y caí en la cuenta que he tenido la suerte de conocer y gozar de la profesionalidad de estas cuatro escritoras. Un lujo. El curso de Ámbito Cultural de El Corte Inglés está resultando una estupenda oportunidad de aprender y conocer a profesionales que habitan el universo de los libros del que me siento un minúsculo satélite. Lástima que ya sólo nos quedan ¡¡dos clases!! Caramba cómo pasa el tiempo.

Para los que no conozcáis a estas cuatro mujeres os daré sus nombres: Lolita Bosch en primer plano, Eva Piquer, Care Santos y Ada Castells. Todas ellas escritoras, las cuatro nacidas entre 1968 y 1970. Estupenda generación esta a la que me encantaría pertenecer aunque, por desgracia, estoy muy lejos de conseguirlo. A Eva y a Ada las he conocido en el cursillo. A Care y a Lolita por otros vericuetos.

miércoles, 5 de mayo de 2010

CONSEJOS SOBRE EL ARTE DE ESCRIBIR CUENTOS de Roberto Bolaño


Como ya tengo 44 años, voy a dar algunos consejos sobre el arte de escribir cuentos.

1) Nunca aborde los cuentos de uno en uno. Si uno aborda los cuentos de uno en uno, honestamente, uno puede estar escribiendo el mismo cuento hasta el día de su muerte.

2) Lo mejor es escribir los cuentos de tres en tres, o de cinco en cinco. Si se ve con energía suficiente, escríbalos de nueve en nueve o de quince en quince.

3) Cuidado: la tentación de escribirlos de dos en dos es tan peligrosa como dedicarse a escribirlos de uno en uno, ya demás lleva en su interior el juego más bien pegajoso de los espejos amantes: una doble imagen que produce melancolía.

4) Hay que leer a Quiroga, hay que leer a Felisberto Hernández y hay que leer a Borges. Hay que leer a Rulfo y a Monterroso. Un cuentista que tenga un poco de aprecio por su obra no leerá jamás a Cela ni a Umbral. Sí que leerá a Cortázar y a Bioy Casares, pero en modo alguno a Cela y a Umbral.

5) Lo repito una vez más por si no ha quedado claro: a Cela y a Umbral, ni en pintura.

6) Un cuentista debe ser valiente. Es triste reconocerlo, pero es así.

7) Los cuentistas suelen jactarse de haber leído a Petrus Borel. De hecho, es notorio que muchos cuentistas intentan imitar a Petrus Borel. Gran error: ¡deberían imitar a Petrus Borel en el vestir! ¡Pero la verdad es que de Petrus Borel apenas saben nada! ¡Ni de Gautier, ni de Nerval!

8) Lleguemos a un acuerdo. Lean a Petrus Borel, vístanse como Petrus Borel, pero lean también a Jules Renard y a Marcel Schwob, sobre todo lean a Marcel Schwob y de éste pasen a Alfonso Reyes y de ahí a Borges.

9) La verdad de la verdad es que con Edgar Allan Poe todos tendríamos de sobra.

10) Piensen en el punto número nueve. Piensen y reflexionen. Uno debe pensar en el nueve. De ser posible: de rodillas.

11) Libros y autores altamente recomendables: De lo sublime, de Seudo Longino; los sonetos del desdichado y valiente Philip Sidney, cuya biografía escribió Lord Brooke; La antología de Spoon River, de Edgar Lee Masters; Suicidios ejemplares, de Enrique Vila-Matas y Mientras ellas duermen, de Javier Marías.

12) Lean estos libros y lean también a Chéjov y a Raymond Carver, uno de los dos es el mejor cuentista que ha dado este siglo.

martes, 4 de mayo de 2010

LA TRAMPA DE LA AUTOEDICIÓN

Para un escritor novel la autoedición es una posibilidad tentadora. Cuando todavía era inédita siempre pensé en ello como la última posibilidad entre las posibilidades, cuando no hubiera más puertas a las que llamar y por darme el gustazo de ver una novela mía en papel. No digo que esté en contra de ello, ni que me parezca mal. Simplemente no era mi meta, nunca ha entrado en mis objetivos. Siempre me han pagado por escribir y también he escrito de gratis pero pagar por escribir me parecía un poco extraño.
Es un hecho que la autoedición es algo que cada día está más extendido. Hace una ilusión tremenda, se puede utilizar como una tarjeta de presentación para que se nos conozca, pero también es una manera de que muchos desaprensivos se aprovechen de las ilusiones de quienes sueñan con publicar su primer libro y obtengan beneficio de ello y no siempre de la mejor manera. No hace mucho en una entrada de este blog Isaac Fernández dejaba un comentario al respecto

http://cafedelaluna.blogspot.com/2010/01/60-respuestas-las-60-eternas-preguntas.html. He decidido escribir esta entrada porque últimamente me han llegado vía mail algunas proposiciones en este sentido que he declinado amablemente. Así, comentándolo con otra escritora supe que por lo visto a Care Santos también la querían tentar, tal y como se puede leer en su blog http://silencioeslodemas.blogspot.com/2009/12/un-amigo-en-facebook-me-propone-una.html . Pero no sólo eso, existe también la modalidad concurso en la que te dicen que has sido finalista pero que para "optar al premio" has de desembolsar cierta cantidad de dinero o que has ganado el premio que consiste en una antología que has de cofinanciar. No nos dejemos llevar por las ganas y abramos bien los ojos.