martes, 14 de junio de 2011

"ESCRIBIR UN CUENTO: UNA TESIS DE HORTOFRUTICULTURA"


"Escribir un cuento es como sembrar un huerto: hay que aprovechar un espacio no muy grande para plantar las ideas, hay que regar, quemar rastrojos, porque no hay lugar para lo innecesario. Es importante airear la tierra, dejando espacio para que se pueda ir colando esa segunda historia. Ciertas plantas no pueden ir juntas, sus raíces se entrecruzan y se entorpecen. Si una planta es hermosa, o útil, o ambas cosas, dejémosla sola, no la estorbemos. Tampoco hay que dejarse abatir por el cansancio: si no logramos los frutos deseados, no hay que abandonar, probemos con otra distribución, dejemos descansar la tierra. Acaso los arbustos más prometedores no den fruto pero, en cambio, esquejes insignificantes pueden lograr un bello desarrollo. Y están los gusanos, porque no sólo lo hermoso tiene cabida en un cuento. Escribir es cortar, quitar, plantar, poner, regar, dejar morir, recoger, comer, abonar, replantar, podar -sobre todo podar-, volver a recoger, comer los frutos, dejar en barbecho, hundir las rodillas en el barro, quedarse dormido a la sombra de un árbol.
Álvaro Belderrain García"

Tomado de El Blog del Taller
http://talleresdeescrituracreativa.blogspot.com/2011/06/escribir-un-cuento-una-tesis.html